Ciencia en la UAL: la necesaria integración de las cooperativas agrícolas

Charlamos con el investigador Carlos Vargas

El grupo de investigación “Derecho Público y Privado de la Agroalimentación y de la innovación tecnológica” de la Universidad de Almería trabaja en un proyecto de investigación sobre la integración de cooperativas, un proyecto de I+D estatal de excelencia para la generación de conocimiento.

España cuenta con el mayor número de cooperativas dentro de su entorno económico y, sin embargo, ninguna de ellas está entre las 100 primeras, explica el responsable del Área de Derecho Mercantil de la Universidad de Almería, el profesor e investigador Carlos Vargas. El profesor Vargas, investigador responsable del grupo SEJ-200 “Derecho Público y Privado de la Agroalimentación y de la Innovación Tecnológica”, adelanta algunas de las conclusiones de un estudio sobre cooperativas que se lleva a cabo en el seno de su grupo, formado por un equipo formado por 18 investigadores del Derecho mercantil y administrativo. Por ejemplo, respecto a la Ley de Cooperativas Andaluzas, aprobada en 2011 y del reglamento posterior de 2013, señala el investigador, “nuestro juicio global no es negativo pero desde luego, desde un punto objetivo y técnico, decimos que se podían haber regulado las cosas mejor”.

Vargas también afirma, en referencia a las cooperativas almerienses que “a nuestros ojos parecen grandes pero no lo son si las comparamos con las agrarias de nuestro entorno, lo que hace que sea más difícil hacer frente a la competencia”. También aporta algunos datos: “en Holanda hay 20 cooperativas, en Japón una, aunque eso sí, diferente al estar participada por el Estado”. Sin duda, destaca el responsable de esta investigación, “el número de cooperativas agrarias es excesivo y el tamaño pequeño”.

En cuanto a la necesaria integración de cooperativas para que sean competitivas a la hora de establecer los precios de los productos hortofrutícolas para su venta, Vargas destaca no sólo la dificultad jurídica, “hay 17 leyes, una estatal y el resto autonómicas”, sino también los factores sociales: “a veces es cuestión de elegir entre ser cola de león o cabeza de ratón; hay cooperativas que son importantes en pequeñas poblaciones y que dejarían de tener ese peso específico si optaran por participar en procesos de unificación”.

La intensa labor investigadora de este catedrático del Derecho Mercantil de la Universidad de Almería se ha traducido en numerosas publicaciones, proyectos y estancias de investigación en prestigiosas universidades de todo el mundo. Reflejo del nivel de sus investigaciones es la entidad y número de los galardones científicos obtenidos a lo largo de su trayectoria profesional, especialmente en el campo del Derecho de las sociedades cooperativas, que ha sido premiado como la mejor investigación sobre Cooperativas en 2015.

Las líneas de investigación de este su grupo abordan, además del análisis de las cooperativas agrarias desde el punto de vista jurídico, los distintivos de calidad agroalimentaria: marcas de garantía, denominaciones de origen o indicación geográfica, así como el derecho de la biotecnología agroalimentaria o el estudio de los recursos hídricos, el medio ambiente y la ordenación del territorio. “La investigación que llevamos a cabo desde el grupo responde a las necesidades de nuestro entorno, creo que es lo más coherente y que de esta forma se da un cumplimiento muy visible a una de las misiones de la Universidad que es la transferencia de resultados de la investigación a la sociedad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *