Entrevistando a Javier Cabello

En esta entrevista Javier Cabello nos explica en que cosiste el proyecto LIFE ADAPTAMED

La UAL trabaja en un proyecto con financiación europea para hacer frente al cambio climático en el mediterráneo. El programa estudiará tres reservas de la biosfera andaluzas, el parque natural de Cabo de Gata- Níjar, Doñana y Sierra Nevada. El objetivo principal de LIFE ADAPTAMED, cuyo plazo de ejecución finaliza en el 2020, es atenuar los efectos negativos del cambio climático sobre los servicios ecosistémicos de estas zonas, aquellos que producen beneficios directos para los seres humanos. El proyecto Life ADAPTAMED definirá las herramientas con las que mejorar la capacidad de adaptación de los ecosistemas mediterráneos vulnerables al cambio climático de Sierra Nevada, Doñana y el parque natural Cabo de Gata-Níjar.

El investigador y profesor de Ciencias Medio Ambientales de la UAL, Javier Cabello, explica que el cambio climático afecta de manera especial al área del mediterráneo: “no se trata de que se produzcan fenómenos nuevos sino de que se incrementan los fenómenos meteorológicos extremos, como las lluvias torrenciales, y se produce un aumento de la temperatura, por ejemplo lo vemos en Sierra Nevada, cuya nieve es ahora mismo nieve artificial”.

Cabello, subdirector del Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global, CAESCG, uno de los centros de investigación con los que cuenta la Universidad de Almería, destaca la labor de este centro en la investigación que se llevará a cabo en el marco del proyecto Life recién aprobado: “a través de técnicas y métodos innovadores, como el empleo de teledección y radiomegría haremos el seguimiento de las medidas propuestas y su evaluación de medidas para mitigar el cambio climático”. Además, este centro es el responsable, junto a la Consejería de Medio Ambiente, de desarrollar las acciones preparatorias y de seguimiento de las acciones de gestión que se llevarán a cabo en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.
“Es un proyecto de gestión”, destaca Cabello, “donde hay distintas acciones de investigación”. Se trata, en definitiva, “de desarrollar y difundir medidas de gestión para paliar los efectos de la elevación de temperatura global provocada por el cambio climático en ecosistemas claves, cuyos servicios son básicos para el desarrollo socioeconómico de la población”.

Las acciones llevadas a cabo en el marco de este proyecto proporcionarán datos, experiencias y herramientas a otros gestores, propietarios y grupos de interés para hacer frente a las amenazas que se ciernen sobre estos ecosistemas, declarados por la Unesco Reservas de la Biosfera. Los resultados de este trabajo serán la mejora en la retención de suelos, polinización, mantenimiento de pastos, regulación de la temperatura, provisión de agua o la prevención de incendios forestales y la desertificación. Otro de los objetivos fundamentales del proyecto es trasladar los conocimientos adquiridos y las herramientas desarrolladas a otros enclaves de características ambientales similares en la cuenca mediterránea.

En este proyecto participan, además de la Universidad de Almería a través del CAESCG, otros socios del ámbito investigador y académico como la Universidad de Granada y la Estación Biológica de Doñana, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Liderado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, también participan en el proyecto el Consorcio del Parque de las Ciencias y el Centro de Cooperación del Mediterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *