Acto de Investidura del Rector de la Universidad de Almería

El rector basará su gestión y gobierno de la Universidad de Almería en principios como el respeto, la participación, la transparencia y la equidad

Carmelo Rodríguez: ¿Es el momento de poner en valor la formación de las personas, el esfuerzo, el compromiso y la solidaridad¿

El consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha presidido esta mañana el acto solemne de investidura del Rector Magnífico de la UAL. Carmelo Rodríguez Torreblanca ha asegurado que basará su gestión y gobierno de la Universidad de Almería en principios como el respeto, la participación, la transparencia y la equidad. También ha destacado que “es el momento de responder a la preocupación ciudadana poniendo en valor, junto con nuestra pasión por la ciencia y la investigación, la formación de las personas, el esfuerzo, el compromiso y la solidaridad” para propiciar un modelo de actuación y de gobierno basado en una gestión innovadora y responsable, y un liderazgo ejemplar.

El rector de la UAL ha comenzado su discurso de investidura reiterando su agradecimiento a toda la comunidad universitaria: profesores, investigadores, personal de administración y servicios y a estudiantes, la confianza depositada en su persona para representar y regir la Universidad de Almería durante los próximos años. “El respaldo que recibí en las urnas de todos los colectivos, es para mí una gran satisfacción, pero sobre todo, constituye un gran honor, y me llena, aún más si cabe, de responsabilidad y motivación, para iniciar, con mucha ilusión, una nueva etapa de gobierno y gestión”, ha destacado.

Carmelo Rodríguez ha mencionado que “el grupo inicial de personas que han compartido mis objetivos, desde que anunciara mi intención de presentarme como candidato a Rector hasta hoy,
han logrado que se conviertan en los objetivos de una gran mayoría de nuestra comunidad universitaria”. En este sentido ha destacado que “el proyecto de universidad que he de dirigir, el modelo de gestión que propongo, ya no es mío, sino de todos”.

Al margen de iniciativas de colaboración puntuales, la “academia” ha de imbricarse con la ciudad y la provincia, pulsar los movimientos de participación ciudadana y colaborar con las entidades locales que aglutinan inquietudes profesionales o culturales, en definitiva, hacer universidad más allá de este campus, cuyas puertas siempre estarán abiertas.

El rector investido ha resaltado también los baluartes de la Universidad de Almería, con ejes tan importantes como la oferta de enseñanzas oficiales regladas, “cuyos resultados académicos en muchas de estas disciplinas posicionan a nuestra universidad como un buen centro de educación superior”, ha asegurado. Rodríguez también ha valorado de forma muy positiva el posicionamiento de la UAL en el ámbito de la investigación y ha matizado que “teniendo en cuenta su tamaño, nuestra universidad ha conseguido ocupar puestos muy dignos en el ámbito de la investigación, considerando los fondos para investigación obtenidos, las publicaciones con impacto internacional, o la colaboración con otros grupos de investigación”. En esta línea ha querido insistir en que “solo la dedicación y el trabajo de todas las personas que forman parte de la universidad pueden explicar los buenos resultados a los que me he referido”.

No obstante, el rector ha explicado que “todo ello, se ha logrado en un contexto difícil, especialmente en los últimos años, ya que las restricciones económicas y presupuestarias a las que ha estado sometido el sistema universitario, no han propiciado las condiciones necesarias para mejorar la calidad de la docencia y de la investigación, ni para atraer ni retener el talento”.

Código ético del equipo de gobierno

El rector de la UAL ha dado especial relevancia a los principios éticos que articularán el gobierno y la gestión de la Universidad de Almería en los próximos años, y que se plasman en el código ético que han jurado cumplir también los miembros del consejo de dirección

El primero principio es el respeto a las personas, sus opiniones, sus competencias y su trabajo como la base de todo comportamiento, y en particular, del académico. “No puede entenderse la universidad sin el respeto a las discrepancias, que no pueden ser motivo de exclusión, sino de suma y enriquecimiento, y sin el fomento del espíritu crítico, necesario para progresar”, ha señalado.

Otro principio es la participación mecanismo para la identificación de alternativas y la toma de decisiones, basada en la pluralidad y la búsqueda del consenso. El gobierno de la UAL también se centrará en la transparencia y la rendición de cuentas. “Es una obligación ineludible en todos los niveles y aspectos del gobierno de cualquier Institución, y forma parte del compromiso ético que todos los gestores debemos compartir”, ha asegurado Rodríguez. El gobierno de la UAL también se regirá por el reconocimiento del mérito, la capacidad y el trabajo de las personas como exigencias necesarias para alcanzar la objetividad y la equidad en la distribución de los recursos y en los distintos procesos de selección y promoción.

Por último, el rector ha explicado que sus objetivos primordiales son “incrementar la oferta y calidad de la formación, de la investigación y la transferencia de conocimiento; que sea una universidad socialmente comprometida con su entorno y que alcance cotas de competitividad a nivel internacional”. Asimismo, Carmelo Rodríguez ha resaltado que “mi principal reto como Rector es lograr que los estudiantes se sientan orgullosos de estudiar en la Universidad de Almería, por su nivel de compromiso hacia ellos y por su reconocimiento académico y social”.

A la toma de posesión del rector ha asistido su equipo de gobierno y numerosas autoridades. Entre ellas, la Consejera de Agricultura, María del Carmen Ortiz; el Alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador; el Presidente de la Diputación, Gabriel Amat; el Subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca; la Delegada del Gobierno andaluz en Almería, Sonia Ferrer Tesoro; el Presidente de la Cámara de Cuentas de Andalucía, Antonio López Hernández; Presidente del Consejo Consultivo de Andalucía, Juan Cano Bueso, entre otros.